dissabte, 23 de novembre de 2013

Una Ley para acallar el 15M y los movimientos sociales

El Gobierno del PP modificará la Ley de Seguridad Ciudadana y endurecerà las sanciones por hacer escraches, manifestarse o rodear el Congreso . Se trata de la modificación de unas normas que han sido válidas durante 21 años, desde la época de llamada 'ley Corcuera' que el Tribunal Constitucional tumbó. Un texto redactado en paralelo a la reforma del Código Penal y que pretende compensar la eliminación de la mayoría de las infracciones penales tipificadas como faltas, que con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana pasarían a considerarse infracciones administrativas de carácter muy grave, grave o leve. 

El paquete central de medidas parece estar redactado para vigilar de cerca los movimientos sociales y  el 15M y otros que están surgiendo en nacionalidades como Catalunya que están reivindicando el "derecho a decidir". Rodear el Congreso u otros edificios de representación del estado como el Senado ( ya lo estaban los centros militares ), participar en marchas no comunicadas, impedir un deshaucio, manifestarse con la cara tapada o hacer escrache, insultar o difundir imágenes de policias en actitud violenta conllevarán multas de hasta 600.000 euros en algunos casos ( no se trata de una broma, posiblemente están pensando -¿?- en tener una herramienta para poder sancionar y quebrar a organizaciones legales que se salgan del guión, especial con la mirada puesta en las de Catalunya y Euzkadi ). Además se contemplan infracciones que van desde prostituirse en los alrededores de un colegio a hacer botellón, supuestas infracciones ya contempladas en muchas Ordenanzas Municipales.
  En definitiva una ley que blinda al gobierno ante las protestas masivas y disuaden a los posibles participantes. Actos que, cuando más se han producido, han coincidido con las peores valoraciones del Gobierno en el CIS.
Además desde el gobierno se viene  llevando una sútil política represiva con  sanciones indiscriminadas como multas, intervenciones en las comunicación de estos movimientos por internet, espionaje o la manipulación a través de organizaciones ( pactado con sus dirigentes, se entiende, independientemente de algunas actitudes reaccionarias que siempre han existido a nivel individual provocada por el protagonismo que han tomado los movimientos sociales )  para que fracasen sus convocatorias, como ya ocurrió con bastante éxito en la de "Jaque al Rey", en la que confluyeron "casualmente" una infinidad de llamamientos y actividades para esa misma fecha ( aunque lo de la lluvia fue más achacable al cielo ).
 Al principio de la Transición Política ya se hizo un pacto similar entre la fuerzas que se unieron en la llamada Plata-Junta ( fuerzas "afines" del PSOE y PCE ), por el que se eliminaba los movimientos sociales como actores e interlocutores de los cambios. Ahora con el PP en sus momentos más bajos pero en plena campaña de "euforia por la recuperación económica"; un PSOE que necesita "volver" renovado;  y una IU que quiere volver a ser el interlocutor oficial "de la calle", no quieren que nadie les venga a aguar la fiesta con "asedias el Congreso y otros", escraches a sus políticos en contra de los desahucios y marchas para protestar por el 'caso Bárcenas' , la supuesta financiación ilegal del PP o casos de corrupción como los EREs de Andalucía entre tantos otros que afectan a la esfera política. Y claro, escenas como enseñar el zapato al Sr. Rato al que todos están tan agradecidos, son el "nunca mäis" de la vida política.

dilluns, 4 de novembre de 2013

Ciberataques a webs alternativas y de izquierdas

Desde el colectivo editor de DIAGONAL queremos informaros de lo que está sucediendo en los últimos días. Las webs de Diagonal, Kaosenlared, Arainfo, La Directa, Ràdio Klara, Periodismo Humano e Infolibre, entre otras, están siendo afectadas por una serie de ataques informáticos.

Desde el pasado día 12 de octubre, las páginas web de diversos medios de comunicación y colectivos sociales de izquierdas han sufrido ataques cibernéticos que han supuesto que haya sido imposible visitarlas intermitentemente. La hostilidad comenzó a las 00:00 horas del día de la "Fiesta Nacional de España" y ha sido reivindicada por grupos de extrema derecha.

En los siguientes días, se ha continuado registrando una serie de ataques DDoS, ataques distribuidos de denegación de servicio (por sus siglas en inglés). Un DDoS consiste básicamente en que muchos ordenadores se comuniquen con un sistema informático de manera simultánea ?por ejemplo, que visiten una página web o una red y soliciten determinados datos? hasta conseguir que éste se sature y deje de estar accesible. Para alcanzar la capacidad de computación necesaria para inundar los servidores con suficientes peticiones, se utilizan botnets: redes de ordenadores que se controlan de forma remota. En ocasiones estos ordenadores son "zombies", han sido infectados por un virus informático y sus propietarios ni siquiera saben que están contribuyendo a generar este tráfico de datos. Existen servicios de alquiler de botnets y los DDoS suceden continuamente en miles de webs, en gran parte obra de empresas que chantajean a otras pidiendo dinero a cambio de cesar la inundación de peticiones.

El 13 de octubre, el colectivo de contrainformación Kaosenlared recibía un mail en el que un grupo fascista se atribuía la autoría de un ataque que estaba siendo dirigido específicamente a su web. Estos ataques se han prolongado por ahora durante 9 días, hasta hoy 23 de octubre, de manera intermitente y centrados en otras ocasiones en las webs de DIAGONAL o de Nodo50. Por el camino se han visto afectadas numerosas páginas de colectivos sociales y políticos que comparten servidores. El equipo de Nodo50, un proveedor de servicios de internet orientado a movimientos sociales, ha detectado que más de 32.000 ordenadores han participado en los ataques; algunos provienen de botnets situados en China, cuyo alquiler puede llegar a los mil euros la hora, y otros de redes europeas.

Un ataque generalizado a medios de izquierdas

El miércoles 16, el diario digital InfoLibre, creado por el exdirector de Público Jesús Maraña, también dejaba de estar disponible por un DDoS, que se repetía el jueves 17 y el domingo 20. Con ella caían las de otros periódicos locales no necesariamente considerados de izquierdas alojados en el mismo servidor, tales como El Heraldo de Aragón. El lunes 21 de octubre, el objetivo viró a Periodismo Humano. Paralelamente, las botnets han continuado apuntando en ocasiones a los servidores administradas por Nodo50. Kaosenlared volvía a estar inoperativo en varios instantes de la tarde del lunes, junto con DIAGONAL y la radio comunitaria valenciana Ràdio Klara. A Publico.es tampoco se pudo acceder durante varias horas en la tarde del día 21, pero la dirección de este periódico no ha querido hacer ninguna comunicación pública al respecto.

El pasado viernes, InfoLibre comunicaba que estaba sufriendo estas acciones y que había recibido un email de "una conocida organización de ultraderecha" que aseguraba estar interesada en que se dejara de publicar noticias. El tono es parecido al de los mensajes enviados por Twitter a Nodo50, en los que un usuario que posteriormente borró su perfil mostraba fotos personales e información explícita sobre los servidores para que se reconociera su autoría. O al dirigido a Periodismo Humano y DIAGONAL: ?Escoria terrorista y marxista, es deber de los soldados españoles atacar vuestras páginas?. Reivindicaciones similares han sido recibidas por correo electrónico por la redacción de este periódico. El diario de Jesús Maraña ya ha presentado una denuncia. El resto de medios están estudiando posibles acciones legales coordinadas.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) emitió un comunicado de rechazo a los ataques "a varios medios de comunicación digitales" en el que instaban al Gobierno a tomar medidas. Llegaba tras nueve jornadas, el día 21, y sólo nombraba propiamente a InfoLibre.


Colectivo Editor de DIAGONAL